Injusticia blanca con Gareth Bale

A Zidane le gustaba Gareth Bale cuando estaba en el Tottenham Hotspur y prueba de ello es que fue a verle jugar en directo con los Spurs. Por aquel entonces Bale era el líder y jugador franquicia del equipo inglés de White Hart Lane y jugaba con libertad de movimientos en todo el frente de ataque, de segundo delantero, jugando por detrás del punta; Bale asombraba a Europa con golazos de todos los colores y creando peligro siempre que tenía el esférico y se quitaba a los defensas como si fueran muñecos de trapo. Este Gareth Bale es el que vemos con su Selección de Gales, liderando al combinado de los dragones rojos y haciendo historia con su país. 

Este es el Gareth Bale descomunal  que fichó el Real Madrid el 2 de septiembre de 2013 y es el que Zidane no nos está permitiendo disfrutar. El entrenador francés le ha dado un rol de actor, no ya de secundario, si no de terciario, jugando de lateral derecho e izquierdo, muy alejado del área de gol donde Bale puede hacer mucho daño. 

Estamos en Marzo de 2017 y los que pensaban, entre las que me encuentro, que Gareth venía para ser Capitán General, ya se estarán dando cuenta que el Madrid pagó 91,95 o 100 millones de euros para ejercer labores de defensa central, lateral derecho e izquierdo dependiendo donde haya que apagar el fuego, de centrocampista muy pegado a la banda para cortar el avance de los laterales rivales y para poner centros a los jugadores que Zidane quiere dar protagonismo y libertad para que brillen, Karim Benzema y Ronaldo. Gareth Bale es una bestia parda en ataque y puede marcar una gran cantidad de goles jugando cerca del área rival, si Zidane le deja jugar de delantero se come a sus niños mimados: Benzema y sobre todo Cristiano, y esto lo está evitando Zidane obligándole a realizar trabajos de picapedrero.

 

En el Real Madrid solo hemos podido gozar de un Gareth Bale protagonista como en los Dragones y en los Spurs -marcando goles importantes que daban puntos vitales al Real Madrid- cuando han faltado en el equipo, Benzema y Ronaldo.

 

El Gareth Bale que vimos ayer, el que vimos contra el Nápoles, jugando pegado a la cal de la banda, encarcelado y jugando de doble lateral derecho e izquierdo realizando un trabajo oscuro de obrero que hace que le lluevan críticas por parte de la afición por que no le permiten ser desequilibrante en la zona de ataque donde se le ha prohibido jugar por orden de Zidane y del Real Madrid ¿Este es el Gareth Bale que quiere de verdad el Real Madrid?. El equipo blanco le trata de forma tan injusta que le hace jugar como en sus inicios de carrera en el Southampton y con los Spurs, de lateral.

 

Ayer en el partido de la victoria del Real Madrid, Zidane con los cambios, dio más importancia a Isco y Morata que a Bale que terminó jugando de Central sacando balones peligrosos del área de Keylor Navas. Ayer Zidane pudo poner a Bale jugando de lo que es: delantero, jugando con libertad y sacar a Kovacic en lugar de Isco para que realizase la labor que ayer hizo Bale de cortar el juego de la banda izquierda ayudando a Marcelo de los ataques de Williams, pero no, el malagueño jugó con libertad de delantero y Bale de peón.

 

El madridismo pipero disfrutó ayer con los comentarios antimadridistas de Segutrolas y Valdanágoras durante la retransmisión del partido que pedían con insistencias que Bale fuese cambiado, que Cristiano había superado al galés, que Bale no hizo nada en el partido, y más comentarios dañinos contra Bale; ese mensaje fue calando entre los aficionados que querían a los Jamisco antes que a Bale y todo esto es lo que pasa cuando Zidane no le otorga a Bale el papel que se merece como estrella mundial que es.

El madridismo pedía con insistencia que Bale se recuperase de su lesión de tobillo, todos queremos disfrutar del Gareth Bale que vimos en la Eurocopa, pero la realidad es la que vemos, Zidane no quiere a ese Bale líder, el entrenador francés prefiere a Ronaldo y Benzema, que injusto es el Real Madrid con Gareth Bale, no me cansaré de repetirlo. Bale es un jugador determinante y decisivo pero si Zidane no crea un sistema de juego para potenciarle nunca lo será en el Real Madrid.

  

Gareth Bale es un DELANTERO LETAL y realizando esa función puede acabar con todos los rivales a los que se enfrente, Bale es un jugador clave y decisivo y es la esperanza del equipo blanco en la Champions League, ¿de verdad la gente todavía piensa que Bale va a jugar de delantero en los partidos importantes del Real Madrid, siendo el protagonista del equipo? Yo ya no tengo ninguna esperanza de ver a Bale siendo el referente del Madrid, por no ver no veo goles del galés ni en los entrenamientos, en los vídeos que publica la web del Madrid Bale ni aparece marcando goles, veo más goles del galés en el twitter de los Spurs que en el Madrid, allí están deseando que regrese. Los aficionados Spurs sí le quieren de verdad, aquí está relegado a realizar trabajos forzosos, ya vimos como terminó Bale ayer el partido con hielo en sus tobillos y varios dedos vendados, ¿así es como Zidane cuida a su estrella? o la realidad es que quiere verlo estrellado, lamentable lo que está haciendo el entrenador francés con el jugador galés, copiando lo mismo que hizo Ancelotti con Bale en la temporada 2014/2015 y en la que Bale se pensó muy seriamente abandonar el Club blanco, quizá es lo que está buscando Zidane que Bale decida regresar a La Premier League.

Ahora comienza el parón de selecciones y por fin podré ver jugar a Gareth Bale como lo que es, el Rey Dragón, líder de la generación de oro de Gales y héroe nacional. El viernes 24 a las 20:30 volveremos a ver el vuelo del Dragón Gareth Bale que se medirá ante la selección de la República de Irlanda.

 

#CymruAmByth

#TogetherStronger

#VivaGarethBale

 

 

@AnanaeGB11

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Nieves (lunes, 20 marzo 2017 20:55)

    No vi el partido del sábado.
    Pero lo que sí espero ver es como el Madrid va asegurando sus victorias y que cuando lleguemos al Nou Camp Bale les haga un carreron de leyenda y quedemos al Barsa sentado. Si los tres delanteros están bien el Madrid es imparable